Tengo dolor al amamantar ¿qué hago? – Mami Obstetra
Tengo dolor al amamantar ¿qué hago?

Tengo dolor al amamantar ¿qué hago?

La lactancia materna es un momento tan mágico e indescriptible para la relación mamá-bebé, además de todos los beneficios que provee para ambos. Sin embargo, en muchas ocasiones cuando comenzamos a amamantar surgen muchos obstáculos en el camino que podrían hacernos desistir, como el dolor. Yo pasé por situaciones dificiles al inicio de mi lactancia y gracias a que pude solucionarlas es que logré darle pecho a Leo hasta los casi 3 años. Ahora que soy consejera en lactancia materna estoy muy familiarizada con muchas de las dificultades que enfrentamos mientras amamantamos y te las quiero compartir:

Dolor al dar el pecho

Después de dar a luz a un bebé, sea por parto normal o por cesárea, uno pensaría que podría manejar cualquier dolor, pero no. El dolor que producen los pezones agrietados pueden hacernos ver al diablo desnudo, realmento sé lo que es eso.

Forma de evitarlo:

Para evitar esta experiencia lo mejor es prevenir y asegurarnos de que nuestro bebé tenga un adecuado agarre o acople al pecho. Esto puede lograrse con una buena asesoría prenatal. Muchas veces durante el embarazo no pensamos que la lactancia vaya a causarnos problemas, pero ahora sabemos que una preparación durante el embarazo puede hacer la diferencia. Sin embargo, puede que ya estés pasando por este problema y quiero darte algunas soluciones.

Soluciones a diferentes situaciones de dolor:

  • Si duele al amamantar revisemos primero la posición de mi bebé, su cuerpito debe mantener un eje recto: su oreja, su hombro y su colita, deben permanecer alineados sea cual sea la postura elegida para amamantar.
  • Después, revisemos el agarre al pecho, el bebé debe tener su boca muy abierta, con la mayor porciónde pecho dentro de su boquita, sus labios evertidos, nariz y mentón tocando el pecho de mamá.
  • Puede que el pezón al inicio de la lactancia no esté protuido o formado. Tranquila, la técnica del sanguchito ayuda mucho a facilitar un buen agarre, algo que también me ayudó a mí fue estimular mis pezones unos segundos antes de amamantar a Leo, lo hacía con mis dedos en forma de «sintonizar la radio». Eso hacía que el pezón se protuyera. Puedes usar también un formador de pezón, algunas mamis manifiestan haber sentido mucha mejoría al tener el pezón más protuido para el acople al pecho, puedes ver la de Pigeon. Con la succión del bebé se potencia mucho más el formar el pezón. Recuerda que tu bebé se coge de la mayor porción de pecho que ingresa a su boquita y no de sólo el pezón.
  • Si el dolor es demasiado intenso, tienes grietas y hasta hay sangre en las heridas, antes de desistir de la lactancia materna puedes consultar con tu asesora de lactancia materna sobre el uso de pezoneras*. Las pezoneras que se pueden encontrar actualmente en el mercado son de silicona delgadita y muy blandas como las de Pigeon. Este tipo de pezoneras se adaptan sobre el pecho y si el bebé se agarra de manera adecuada, no interfieren en la producción de leche.
  • Hay algo que me ayudó mucho en el proceso de practicar un buen agarre y aliviar el dolor que ya se encontraba instaurado, fue la lanolina de lansinoh y lo mejor es que no se necesita retirar antes de volver a dar el pecho. Por lo que hace mucho más efectiva la protección y alivio.
  • Buscar una asesora en lactancia materna ealguien que pueda ayudarte a que tu bebé se acople al pecho, esto hará que la situación no sólo mejore sino que se solucione.
                Mis favoritos en esta etapa

 

*Debemos recordar que el uso de la pezonera se debe restringir a situaciones en las que sean necesarias, no en todos los casos. Por ello debes pedir ayuda de tu consejera en lactancia materna. Así será mucho más fácil la transición de la pezonera a sólo pecho.

Publicaciones Relacionadas

0 comentarios

Deja tu respuesta

Instagram