¿Cómo alivio el dolor de espalda producto de mi embarazo? – Mami Obstetra
¿Cómo alivio el dolor de espalda producto de mi embarazo?

¿Cómo alivio el dolor de espalda producto de mi embarazo?

El dolor de espalda durante el embarazo es algo que casi todas las mujeres en esa etapa experimentamos. Por lo general, la causa principal de nuestras molestias es la tensión en los músculos de la espalda. Recordemos que conforme va evolucionando nuestro embarazo nuestro útero se va volviendo más pesado y para mantenernos en equilibrio, nuestro punto de equilibrio cambia.

¿Has observado que para mantenernos en equulibrio sacamos la barriguita y tiramos los hombros hacia atrás? Esto hace que nuestros  músculos de la espalda se esfuercen más lo que nos produce tensión adicional y con ello dolor.

¿Qué podemos hacer para aliviar estas molestias?

Te daré 7  tips poderosos

1. Mejora tu postura

La mala postura es una de las principales causas del dolor de espalda durante el embarazo. Todo ese peso extra en la parte frontal de nuestro cuerpo cambia nuestro centro de gravedad.

Las inclinaciones pélvicas pueden ayudar a aliviar este dolor. Estos ejercicios  se pueden hacer contra una pared o en el suelo. Si estás en una etapa temprana de tu embarazo, probablemente pueda hacer movimientos pélvicos de manera segura en el suelo. Si te encuentras en una etapa avanzada de tu embarazo, es mucho más seguro hacer inclinaciones pélvicas contra una pared.

Para hacer inclinaciones pélvicas en el suelo, simplemente recuéstate sobre tu espalda e inclina la parte inferior de tu pelvis hacia el techo.

Los movimientos son pequeños, manten tu trasero en el piso todo el tiempo. Es solo tu coxis la que se eleva hacia arriba. Haz esto 10 veces y descansa. Recuerda no sobreesforzarte.

2. Duerme cómodamente

Este es, sino el factor más importante, el más fácil de poner en práctica para aliviar grandemente los dolores de espalda. A medida que vamos  volviendonos más redonditas, se vuelve difícil encontrar posiciones buenas y cómodas que no empeoren nuestro dolor de espalda.

Dormir boca arriba no es una buena opción ya que el bebé puede ejercer demasiada presión sobre nuestros órganos esenciales y nuestros vasos sanguíneos, y esto puede causarnos dificultad para respirar y malestar estomacal. Es recomendable que durmamos de lado izquierdo para evitar complicaciones médicas.

La Asociación Estadounidense de Embarazo (American Pregnancy Association, por sus siglas en inglés) dice que «dormir sobre nuestro lado izquierdo aumentará la cantidad de sangre y nutrientes que llegarán a nuestros bebés».

Para dormir correctamente durante el embarazo hay algo mágico que ayuda a las madres embarazadas a tener un sueño increíble. Es una almohada de embarazo. ¿Las conoces? Estas ayudan a acunar las áreas de nuestro cuerpo para aliviar la presión y aliviar los dolores relacionados con la tensión, yo te recomiendo la de la marca Kaligo maternidad por la calidad no sólo de la tela que tiene fuera sino de su relleno y su forma. En serio, me lo agradecerás.

3.Usa zapatos cómodos

Esto puede parecer algo obvio, pero te recomiendo no usar zapatos altos ni otro tipo de calzado que pueda causarte incomodidad sobre todo si ya te encuentras pasado el segundo trimestre de embarazo. Consigue un par de zapatos cómodos con un gran soporte. Verás como esta práctica de caminar cómodamente te ayudará a aliviar estas molestias.

4. Ve a clases de yoga para embarazadas

Existen bastantes posturas de yoga que son seguras durante el embarazo, y también muy útiles para estirar suavemente y fortalecer nuestros músculos de la espalda.

Algunas de las posturas más útiles son el gato-vaca, la mesa, la posición de sumo y otras más.

Practica estos movimientos todas las noches antes de acostarte y aliviará gran parte de la tensión de la espalda. Estas posturas también mejorarán tu flujo sanguíneo y la respiración profunda te oxigenará. Esto no solo te ayudará a aliviar la tensión, sino que también ayudará a nutrir a tu bebé.

5. Probar masajes prenatales

Un masaje para embarazadas resulta ser una de las cosas más maravillosas durante esta etapa, claro si es que encuentras a la profesional que esté específicamente capacitada en masajes prenatales. Busca a una Obstetra especialista en masoterapia.

La mejor parte es que es extremadamente beneficioso tanto para la mamá como para el bebé. El masaje puede ayudar a aliviar los músculos tensos, el dolor de espalda, los dolores de cabeza y promover un mejor flujo sanguíneo.

También se sabe que los masajes liberan serotonina, la hormona que nos hace sentir bien.

6.Usa una esfera (pelota de gimnasia)

Esto era algo que me encantaba usar. Una esfera para ejercicios prenatales me ayudó a aliviar gran parte de mi dolor de espalda. En lugar de sentarme en el sofá usaba mi esfera, esto era mucho más cómodo.

Puedes usar la pelota para estirarte, rebotar ligeramente y mover tus caderas fácilmente. Se siente bien estirar fácilmente las caderas y la espalda mientras te relajaa oyendo música linda. Además me sirvió mucho luego para sentarme a dormir a Leo mientras tomaba pecho.

7. No permanezcas mucho tiempo de pie

Cuanto más tiempo permanezcas de pie, más tensión sobre tu espalda. Para evitar esto, intenta mantenerte en movimiento.
A medida que nuestro vientre crece nos volvemos más pesadas, esto a ejerce más presión sobre nuestros músculos. Ahora, esto tampoco es una excusa para permanecer sentadas todo el tiempo. ¡Así que asegúrate de estar haciendo suficiente actividad y caminando durante tu embarazo también!

Recuerda que es importante acudir a tu médico ginecólogo si sientes un dolor que no pasa ni con el descanso.

Publicaciones Relacionadas

0 comentarios

Deja tu respuesta

Instagram