¿Las almohadas para embarazadas realmente son útiles? – Mami Obstetra
¿Las almohadas para embarazadas realmente son útiles?

¿Las almohadas para embarazadas realmente son útiles?

 
No es ningún secreto que dormir bien durante el embarazo puede resultar muy dificil, sobre todo si te encuentras en el tercer trimestre. Y es que claro, la barriga se vuelve enorme, las hormonas te hacen sentir calor incluso en invierno y tienes pocas opciones de posiciones para dormir. No quiero abrumarte, pero si ahora resulta dificil dormir…cuando llegue el bebé podrías dormir menos aun. Por lo tanto, es IMPORTANTE descansar mientras puedas y disfrutar de los últimos días de tu embarazo. Con el objetivo de dormir mejor muchas mujeres optan por comprar una almohada para embarazadas y no se ha preguntado si realmente son útiles. ¿Tú también quieres saberlo?

¿Qué sucede en el tercer trimestre con tu espalda?

La tensión en nuestra espalda es mucho mayor cuando estamos embarazadas y esto altera drásticamente nuestro centro de gravedad. No es de extrañar que nuestra postura se vea afectada durante el embarazo en un esfuerzo por mantenernos en equilibrio.
Durante el día, el desafío de llevar el peso del embarazo se puede contrarrestar con fajas que sostienen el peso de nuestras barrigas crecidas (de esto hablaremos en un siguiente post). Pero…¿cómo permitimos que nuestra espalda descanse en una posición anatómicamente normal, aliviando el estrés articular y la presión sobre los nervios en la zona lumbar y pélvica (nervios sacros)?

¿Las almohadas pueden ayudarnos?

Una almohada para embarazada que nos brinde soporte a todo el cuerpo puede ser extremadamente reconfortante cuando llegamos a la noche exhaustas por soportar todo el pesoganado durante el embarazo. Algunas veces sentimos mucho dolor en la espalda baja. Casi todas nosotras trabajamos hasta el último día del embarazo para tener más días de licencia.  Además, si tiene un embarazo múltiple o algún problema de dolor de espalda preexistente, los beneficios pueden ser realmente sorprendentes.

La almohada de embarazo puede marcar la diferencia cuando se trata de comodidad y de lograr una restauración efectiva del sueño para hacer frente a las actividades diarias. Estas almohadas son tan cómodas que incluso los hombres y mujeres no embarazadas los encuentran reparadoras después de un largo día.

Las ventajas de usar una almohada de embarazo son muchas. Estas almohadas pueden usarse incluso después del embarazo para mayor comodidad. Las personas que sufren de dolor de cuello y dolor de espalda pueden dormir sin molestias con la ayuda de estas almohadas. Las personas que tienen trastornos del sueño también pueden intentar usar estas almohadas para disfrutar de un buen descanso nocturno.
Una de las cosas que a mí me gustaban de mi almohada era que podía adaptarse fácilmente a la posición que yo adoptara al dormir. Además yo podía utilizarla también para mirar televisión, conversar con familiares en mi celular, escribir en mi laptop o simplemente relajarme en casa leyendo mis libros de crianza.

La principal ventaja que yo encontré en usar mi almohada durante el embarazo es que podía dormir en posición fetal sin que me molestara el cuello y sin que sintiera que mi barriga se aplastaba en la cama.

Tips para sacarle provecho a tu almohada

  • Duerme de ladito, especialmente del lado izquierdo, pero puedes alternarte un lado con el otro cuando así lo desees.
  • Coloca tu almohada ubicada entre las piernas a la altura de tus rodillas. Esto será de gran ayuda y notarás la diferencia, si tu almohada de embarazada es larga como la de la foto ya no necesitas agregar una almohada extra.
  • NO comas alimentos muy calóricos ni pesados cerca a la hora de dormir sino esto podría causar que no puedas conciliar el sueño.
  • Por último no tomes mucha agua antes de acostarte sino esto hará que te levantes con mayor frecuencia durante la noche y una vez despierta algunas mujeres tenemos dificultad para conciliar el sueño otra vez.

¿Qué problemas «nocturnos» pueden obstaculizar un buen sueño durante el tercer trimestre?

  • Calambres en las piernas
  • Imsomnio
  • Ronquidos
  • Dolor de espalda
  • Comezón en la barriga
  • Acidez
  • Movimientos de tu bebe (sobre todo de noche)

¿Cómo elegir una buena almohada?

Seleccionar la almohada adecuada según sus necesidades puede ayudarte a manejar esas molestias relacionadas al sueño durante el embarazo y los problemas de salud a largo plazo por mala postura. Actualmente, en el mercado encontramos muchos tipos de almohadas, todas diferentes desde el material que utilizan para hacerlas y la forma que tienen.  Por ello sigue estas recomendaciones:
1. La almohada debe estar rellena de un material hipoalergénico
2. Forrada con tela de algodón pima 100%
3. No debe deformarse con el uso
4. Los tintes de las telas debes ser ecosolventes y cuiden no sólo tu piel sino al planeta.
Recomendación:
La mayoría de mis pacientes utilizan la marca @kaligomaternidad, todas coinciden que duermen placenteramente y que el materiales es bastante suave con su piel. Luego cuando he ido a verlas en el postparto las he encontrado a muchas utilizando su almohada gusano como almohada de lactancia lo cual me ha parecido un hit. Como consejera de lactancia y mamá también la recomiendo.
Al igual que con cualquier molestia en la espalda o problemas de distensión muscular, siempre es importante que nos aseguremos de que la causa de nuestro dolor durante el embarazo esté relacionada con los cambios anatómicos normales del embarazo. Consulta con tu ginecólogo, quien te atiende en tus consultas prenatales, en caso los dolores persistan y no sean soportables.

Publicaciones Relacionadas

0 comentarios

Deja tu respuesta

Instagram